Volver arriba

Plateas Agostadas!
Tienda Virtual Talleres de Cordoba
Talleres de Cordoba

El club se fundó un 12 de octubre de 1913 y es la institución que más títulos obtuvo en los torneos organizados por la Liga Cordobesa.

Hacia la primera década de siglo veinte, el fútbol se fue abriendo camino en Córdoba. En 1908 ya se habían fundado varios clubes y desde 1905, existe la primera Liga del deporte en la provincia. Los primeros partidos se disputan principalmente en las canchas del Córdoba Atlhetic, en el Bajo General Paz; Universitario, en el Parque Sarmiento; y Agronomía, en la Escuela de Agricultura.

En 1912, los antiguos espectadores de “la cancha de los ingleses” ya tienen alrededor de 18 años. Algunos ya empleados del Ferrocarril Central Córdoba debaten en charlas para la conformación de un club. Las primeras reuniones informales se dieron en la tornería del Ferrocarril, a cargo de obreros de la empresa. Finalmente decidieron convocar a una reunión general. En el hogar de Ángel Savatelli, se juntaron los gestores de la entidad con la idea de constituir un cuadro poderoso.

De aquel grupo de jóvenes, y algunos otros que se sumaron después, surgió el actual Club Atlético Talleres. Por derivación idiomática Atlético viene del latín Athleticus, que significa (del griego athletes) combatientes.

Acta Original
La fundación del Club Atlético Talleres Central Córdoba tuvo lugar el 4 de octubre de 1913. Por conflictos con la Liga Cordobesa el club cambió su fecha de fundación a la del 12 del mismo mes para poder reintegrarse a la Liga luego de ser desafiliado en 1917.
Fusión con Olimpo Infantil
Uno de los clubes que se afilió a la Federación Cordobesa de Fútbol (todavía no se llamaba Liga) fue el Olimpo Infaltil. La entidad estaba conformada por jóvenes que participaban del torneo de Segunda y Tercera en 1909. En la temporada de 1913, los infantiles llegaron a la final junto con el Colegio Nacional de Monserrat. Tras un supuesto mal fallo del árbitro, varios de sus jugadores fueron suspendidos por indisciplina. La Federación lo expulsó de sus filas, luego de aquel encuentro disputado en cancha de Universitario.

Aunque la institución fue desafiliada, continuaron disputando partidos amistosos. Uno de ellos fue ante Central Córdoba con victoria para Olimpo Infantil. El resultado llevó a los dirigentes ferroviarios a buscar una fusión entre las dos entidades con el objetivo de sumar a sus filas a algunos jugadores del conjunto infantil. Poco antes de debutar en el torneo oficial, los clubes se unieron manteniendo la denominación de Talleres Central Córdoba.

El ingreso a la Federación
En abril de 1914, bajo la dirección de Luis Salvatelli, la Federación Cordobesa aceptó la solicitud de ingreso al club a los torneos oficiales.

En el sorteo se dispuso que el primer encuentro fuese ante Belgrano, que venía de ser campeón el año anterior. El partido debía realizarse el 10 de mayo en la cancha de Agronomía, en el Parque Sarmiento, con el arbitraje de Job de la Zerda, que era el presidente de la Federación.

Agronomía, pocos días antes de comenzar el torneo, se retira de la Federación, y como Talleres y Belgrano debían jugar en su cancha, el partido no se realizó en la fecha establecida. Siete días después se enfrentaron en Alberdi. Los once que se presentaron en el estadio celeste fueron: Abel Forelli; Pedro Andrade y Pedro Ledesma; Carbajal, Luis Salvatelli (capitán) y Miguel Ferreyra; T. Ferreyra, Tomás Lawson, Manuel Martínez, E. Puymale y Agustín Moyano.

Disputando la copa Liga Argentina, se vieron las caras las divisas que hasta el día de hoy constituyen el clásico mayor de la provincia. Un gol conseguido por José Lazcano a favor de Belgrano fue protestado por considerarlo off-side. El árbitro no anuló el tanto por lo que los albiazules se retiraron de la cancha.

Al día siguiente, los directivos dirigen una nota a la Federación, protestando por la decisión del juez y retirando su afiliación.

El primer interprovincial
Desafiliados de la entidad madre de nuestro fútbol se jugaron algunos amistosos en Córdoba y otros pueblos cercanos. Talleres se inscribe en la Liga Ferroviaria y disputa encuentros con cuadros representativos de distintas secciones del Ferrocarril, como“Tránsito”, “Electricidad”, entre otros.

Los dirigentes concretaron un encuentro interprovincial con Central Córdoba de Rosario, que se jugó en la ciudad de San Francisco el 25 de Mayo de 1914.

Retorno a la Federación
El mismo año Adolfo Hanel se hace cargo de la presidencia y obtiene una nueva afiliación al fútbol local.
Gira por Tucumán y primer campeonato
En 1915 ya Talleres había cambiado los colores de morado y blanco al definitivo azul y blanco. En abril el club realizó una gira por Tucumán donde enfrentó a Tucumán Central a quien le ganó por 4 a 0.

En el torneo mayor se anotan Talleres, Belgrano, Universitario y Juniors. El 13 de junio debuta la primera de Talleres frente al albo en General Paz venciéndolo por 4 a 0. El segundo encuentro se realiza con Belgrano en Alberdi, y finaliza 2 a 2. En la revancha se impone Talleres por 3 a 1; luego vence a Universitario por 2 a 0 y en la segunda rueda vuelve a ganarle por 3 a 1 consagrándose campeón de la ya denominada Liga Cordobesa de Fútbol.

Cambio de nombre y fecha de fundación
Con la denominación de Central Córdoba, el club obtuvo los torneos de 1915 y 1916. En 1917 tuvo que cambiar de nombre a raíz de una descalificación sancionada por la Liga Cordobesa de Fútbol. La sanción fue  a causa de incidentes en un partido con los “celestes”. Horacio Salvatelli lesionó de gravedad al arquero Cardozo, en una jugada que finalizó con un gol anulado a los albiazules. Tras la decisión del árbitro se desataron incidentes que culminaron con la detención policial de Salvatelli por agresión al arquero pirata.

Los dirigentes albiazules elevaron un comunicado a la Liga considerando que la lesión de Cardozo fue producto del juego y que la detención de Salvatelli era injusta. Días después debía jugarse un partido entre combinados de la Liga Cordobesa y la Asociación Argentina de Buenos Aires. Talleres se negó a prestar sus jugadores, hasta que la Liga no gestionase la libertad del jugador. Las autoridades máximas del fútbol disponen expulsar a Talleres y desafiliar definitivamente a Horacio Salvatelli.

Talleres pesa mucho en el fútbol local. Había ganado los dos torneos anteriores y el número de simpatizantes cada vez era mayor. A pesar de la decisión oficial, el club se reintegra en 1918 pero cumpliendo con un requisito formal: cambiar el nombre.

Hasta entonces había actuado con la denominación de Central Córdoba. A partir de 1918 se llamará Club Atlético Talleres (como había sido bautizado primitivamente) y se consagra campeón de aquella temporada. No sólo cambia el nombre sino la fecha de fundación a la de 12 de octubre de 1913 para poder registrarse oficialmente como persona jurídica.

Los nacionales
En 1969 Talleres se adjudicó el torneo Clasificación de la Liga Cordobesa de Fútbol. El campeonato obtenido le dio la chance de enfrentar a Sportivo Belgrano de San Francisco, que venía de ser el campeón de la temporada anterior. Aquellos dos encuentros eran clasificatorios a la finalísima para ir a jugar el Nacional.

Los albiazules dejaron en el camino a Sportivo y se enfrentaron con Chaco For Ever en las finales del regional. En Resistencia el primer encuentro finalizó empatado sin goles. Lo que quedó para el recuerdo para  los más de un millar de cordobeses que poblaron la tribuna visitante del estadio chaqueño, fue  la anécdota de haber sido la primera vez que el pueblo albiazul cruzó las fronteras de la provincia para alentar a su equipo.

Tres días después la finalísima. El equipo integrado por: Martin Fonseca; Miguel Angel Charras, Nestor Masetani, Carlos De Luca, y Antonio Del Rio; Roberto Cortez, Miguel Angel Frullinghi, Juan Carlos Marquez y Hector Millicay; Francisco Armerantes y Hugo Rivarola quedaría en la historia grande del club. Los albiazules ganaron 2 a 1 (Del Río y Frullinghi) y clasificaron por primera vez a un torneo nacional.

Debutó ante Lanus en cancha de Los Andes con derrota por 2 a 0. Disputó 17 encuentros con seis victorias, dos empates y nueve derrotas. Finalizó con 14 puntos que lo ubicaron en la décimo primera ubicación.

En 1970 volvió a clasificar al torneo mayor del fútbol argentino. Venció a Belgrano en las finales por 2 a 0 en la primera y 1 a 0 en la segunda ganándose el derecho de participar por segunda vez consecutiva en primera división.

El Estadio
La primera cancha
El primer campo de juego donde los jugadores de la T comenzaron a patear la redonda fue en un terreno donde estaba la casa de los hermanos Salvatelli (Luis y Horacio), dos de sus fundadores, en Avenida Patria y Cochamamba, lo que hoy es barrio Pueyrredón. No obstante, era necesario contar con un terreno con las condiciones adecuadas para poder afrontar encuentros contra otras entidades.

Augusto López, propietario de numerosos terrenos en el alto General Paz, cedió una de sus tierras ubicadas en la manzana comprendida entre las calles La Madrid, Garay, General Deheza e Ibarbaiz para que se construyera una cancha. Los trabajos de emparejamiento del terreno fueron arduos. Se tuvo que desmontar gran parte, pero la labor pudo terminarse.

Cuando todo estaba listo sucedió lo inesperado. Una tarde, después que los socios dejaron sus labores en el ferrocarril, se dirigieron al lugar donde estaba ubicada la cancha. La sorpresa se la llevaron cuando vieron que todo el trabajo realizado se había venido abajo. En el centro del terreno se realizaban excavaciones para levantar un edificio. Sin embargo…

La Boutique
El 12 de Octubre de 1931, luego de la donación de  un predio por parte de Francisco Espinosa Amespil y de importantes aportes de capitales privados, se inaugura en barrio Jardín La Boutique, actualmente rebautizada como “Estadio Francisco Cabasés”.  El estadio tenía una capacidad para 5.000 personas y contaba con dos tribunas (una “oficial” y otra popular de cemento), una cancha de básquet, vestuarios y servicios sanitarios.

Aquel día, el Matador enfrentó a Rampla Juniors de Uruguay y aunque el resultado fuese sólo anecdótico igualó 0 a 0. El primer equipo de Talleres en pisar oficialmente el campo de juego de La Boutique estuvo integrado por: Paolucci, Bertolino, Landolfi, Ortiz, Aguirre, Freytes, M. Salvatelli, Albarracín, H. Salvatelli, Cifras y Sánchez.

El estadio se denominó en una primera instancia como La Boutique debido a que  cuando refaccionaron su diseño, la pintaron y le inscribieron publicidades en las paredes, sumado a las pequeñas dimensiones del estadio, daba la sensación de estar en una tienda de venta de ropa y adornos.

En 1944 se ampliaron las populares y siete años después se instalaron plateas en el sector oficial, por lo que la capacidad ascendió a 13.000 localidades.

A fines de la década del 70 Talleres comenzó a ejercer su localía en el Estadio Córdoba debido a su mayor capacidad y a la alta convocatoria del público Albiazul.

A comienzo de 2008, La Boutique fue refaccionada  y habilitada nuevamente para encuentros oficiales.

SubCampeón Nacional
La campaña del Nacional ’77 fue de lo mejor de su historia para Talleres. El club de barrio Jardín había generado un fervor popular enorme, mostraba buen fútbol por todo el país.

Cosas como esas harían que cualquier hincha de un club de Córdoba se acercara a ver los partidos del “Albiazul”, ya sean de Instituto, Belgrano, Racing o Juniors, todos se unían en un solo grito “¡Córdoba! ¡Córdoba!”, el sentimiento provincial que había generado Talleres era inmenso. O por ejemplo que el debut de Diego Armando Maradona pase intrascendente en Argentinos Juniors, porque ese día la gente había ido a ver a la “sinfónica albiazul”.

El acompañamiento popular era enorme, Talleres ya venía dando muestra de ello, en las semifinales del Nacional de 1976 trasladó nada menos que 15.000 personas hacia el “Cilindro” de Avellaneda cuando enfrentó en cancha de Racing a River Plate.

Todo ésto se coronaría con la campaña de 1977 y la posterior final disputada en enero de 1978. En el encuentro de ida los “Matadores” se trajeron un auspicioso empate 1 a 1 desde Buenos Aires en la primera final ante Independiente en busca del campeonato.

El 25 de enero Córdoba sería una revolución. Desde todo el país se acercaron a ver la gran final, la que algunos catalogaban como el duelo entre el Interior y la Capital. El país y el mundo hablaban de Talleres.

Finalmente el premio que tan merecido tenía la “T”, no se pudo dar. El “Rojo” de Avellaneda tenía en sus filas -entre otros ilustres” a Ricardo Bochini. Él sería el encargado de truncar el sueño “Albiazul”. Talleres ganaba 2 a 1, y tenía ventaja numérica en la cancha ya que tres jugadores de Independiente habían sido expulsados. Sobre el final llegaría el inesperado empate. Las cosas concluían 2 a 2 y Córdoba se quedaba sin el sueño del primer campeonato.
Dejando de lado el resultado, la gloria y prestigio obtenidos en ese momento jamás desaparecerán. Fue cuando el país, habló de TALLERES.

Copa de “Los Grandes”
En marzo de 1979 Talleres, ya considerado de los más grandes del fútbol nacional, no sólo por lo mostrado en el campo de juego, sino también por las excelentes gestiones de su presidente Amadeo Nuccetelli, disputa en Córdoba la denominada Copa de los Grandes, junto a River y Boca, que presentaron a sus máximas figuras. Este torneo fue el marco para que también se de el primer “Super Clásico” argentino entre Boca y River en nuestra provincia.

En primera instancia el “Matador” le ganó a los “Millonarios” por 2 a 0. Esa victoria le daría el acceso a la final, donde enfrentaría al club “Xeneize”.

A pesar de haberse visto en desventaja en el marcador, luego del gol a los 75 minutos por parte de Zanabria, la “T” se repondría inmediatamente a través de Luis Ludueña quien a los ’77 empataba el encuentro. Minutos más tarde Arrieta sería el encargado de poner cifras definitivas y el marcador final de 2 a 1.

Y los medios nacionales lo dijeron al otro día: “Señores, Talleres ya es grande”.

Visita del Milán
Talleres seguía marcando hechos inéditos para el fútbol de Córdoba, y hacía conocer a la provincia en todo el mundo.

En esta ocasión el Milán de Italia llegaba a la “Docta” para disputar la Copa de Campeones, con River, Boca y Talleres.

El partido entre cordobeses y milaneses concluyó 1 a 1. Cabe destacar que la “T” también disputó encuentros amistosos con el Barcelona, Atlético de Madrid, la Selección Argentina, como así también la de Polonia y otros equipos de gran jerarquía internacional.

Campeón Octogonal 1994
El 6 de agosto de 1994 Talleres se consagraba campeón del Octogonal Final del Torneo Nacional B y subía de esa forma nuevamente a la Primera División del Fútbol Argentino.

En la final vencería nada menos que a uno de sus clásicos rivales, Instituto. En el primer encuentro las cosas terminarían igualadas en 1, mientras que en el partido definitivo la “T” se impondría 3 a 1 con goles de Daniel Kesman, el “Chino” Benítez y Oscar Osorio.

Talleres formó con: Irusta; Graieb, Kesman, Rivarola y Rozzi; Benitez, Chacoma y Rossi; Gauna; Boldrini y Osorio.

Primer Campeón de A.F.A.
En 1996 Talleres se transformaba en el primer equipo cordobés en ganar un torneo organizado por la Asociación del Fútbol Argentino, luego de cosechar 42 puntos y quedarse de esa forma con el Clausura del Torneo Nacional B 95/96.

Ese logro le daría el derecho a disputar la gran final en busca de un ascenso a Primera, contra el ganador del Apertura, Huracán de Corrientes.

En una movilización masiva, Talleres invadió literalmente la ciudad correntina y empató 2 a 2 frente a Huracán en el marco de la primera final.

En el encuentro de vuelta y ante una cantidad de público que sería récord para el fútbol cordobés, a la “T” no le salían bien las cosas y caía por 4 a 1 y se quedaba sin el premio mayor.

Posteriormente jugaría el reducido por el segundo ascenso, pero caería en manos de Unión de Santa Fe en la instancia de semifinales.

Campeón 1998
Luego de ver frustradas sus chances de ascenso en 1996 frente a Huracán de Corrientes, y luego ante Gimnasia y Tiro de Salta en el ’97, la “T” tenía la gran chance de reivindicarse frente a su histórico rival, Belgrano.

Ambos disputaban en dos finales, el ascenso a la Primera División y el título del Nacional B.

El primer partido dejó las cosas a favor del “Matador”, ya que se impuso 1 a 0. La segunda y definitiva final quedaría en manos de Belgrano por 2 a 1, lo que llevaría las cosas a definirse desde los 12 pasos.

En esa serie Talleres se impuso por 4 a 3, y gritó campeón luego de que Luis Oste convirtiera el penal definitivo que le daría el ascenso al Albiazul.

Campeón Copa Conmebol
El 8 de diciembre de 1999 Talleres se consagraba campeón de la Copa Conmebol y de esa forma se transformaba en el primer campeón internacional de Córdoba y en el último del milenio a nivel mundial.

En el paso por esta Copa el “Matador” debió atravesar las siguientes instancias:

Octavos de final 
Ida: Independiente Petrolero 4-1 Talleres
Vuelta: Talleres 3-0 Independiente Petrolero
Talleres clasifica en definición por penales: 5 a 4.

Cuartos de final
Ida: Talleres 1-0 Paraná (Brasil)
Vuelta: Paraná 1-0 Talleres
Talleres clasifica en definición por penales: 3 a 1.

Semifinales
Ida: Talleres 2-1 Deportes Concepción (Chile)
Vuelta: Deportes Concepción 1-1 Talleres
Talleres clasifica por global: 3 a 2.

Final
Ida: Sportivo Alagoano 4 – 2 Talleres
Vuelta: Talleres 3 – Sportivo Alagoano 0
Talleres se corona campeón por global: 5 a 4.

Copa Mercosur 2001
En el año 2001 se concretaba la segunda participación de un equipo de Córdoba en un torneo internacional, y nuevamente era Talleres quien asumía el protagonismo.

En la fase de grupos, la “T” tuvo una participación descollante, a pesar de compartir grupo con equipos como Vélez, San Pablo y Peñarol.

El “Matador” se quedó con el Grupo D con 10 puntos, cosecha de los siguientes resultados:

Talleres 0 – 0 São Paulo FC
Vélez Sarsfield 1 – 4 Talleres
Talleres 1 – 1 Peñarol
Talleres 2 – 2 Vélez Sarsfield
São Paulo FC 0 – 0 Talleres
Peñarol 1 – 3 Talleres

La tabla quedaría así:
Talleres (clasificado) 10
Vélez 8
San Pablo 7
Peñarol 5

En los cuartos de final Talleres debió verse las caras con el poderoso Gremio de Brasil. En un gran partido de ida disputado en tierras brasileras, el “Matador” se trajo un valioso empate 0 a 0.
En el encuentro de vuelta, a pesar de que el conjunto cordobés venía haciendo un muy buen papel, y mereciéndose la victoria, Gremio logró quebrar la valla custodiada por Mario Cuenca y terminó llevándose el partido por 2 a 0.

Copa Libertadores 2002
Luego de su destacada participación en la Copa Mercosur 2001, Talleres iba en busca de hacer un buen papel en el torneo más importante de América a nivel clubes, la Copa Libertadores.

La “T” compartió el Grupo 7 con el América de México, River y el Cortuluá de Colombia. Allí terminó 3º con 5 puntos, y de esa forma quedó eliminado ya que clasificaban sólo los dos primeros. Los resultados del “Matador” fueron los siguientes:

América 2 – 0 Talleres
River Plate 0 – 0 Talleres
Talleres 2 – 1 Cortuluá
Cortuluá 4 – 2 Talleres
Talleres 0 – 1 América
Talleres 1 – 1 River Plate

Descenso 2004
Luego de realizar una de las mejores campañas en Primera División, y de disputarse hasta la última fecha el campeonato con Boca y River, Talleres pagaba caro sus floja cosecha de puntos en torneos anteriores y se veía condenado a jugar la promoción frente a Argentinos Juniors.

Allí, y de forma inesperada, cayó ante el conjunto dirigido por Sergio Batista, en Buenos Aires y también en Córdoba, ambas veces por 2 a 1. Además el “Matador” se quedaba sin la chance de disputar la Copa Sudamericana a la cual había clasificado por sumatoria general de puntos, pero de la que no podía participar por haber descendido. Por su parte había quedado a tan sólo un punto de volver a clasificarse a la Libertadores.

A partir de ese momento la “T” volvió a jugar en la Segunda División, categoría en la cual militó hasta el 2009, y de la cual estuvo muy cerca de consagrarse campeón en el 2006. Luego en el 2009 Talleres volvería a descender, en esta ocasión al Torneo Argentino A.

Muere Amadeo Nuccetelli
El 28 de enero del 2007 fallecía Don Amadeo Nuccetelli, el presidente más querido y recordado por el pueblo Albiazul.

se vinculó a Talleres en 1972, como miembro de la Comisión de Apoyo. El pelado, como le decían sus amigos, se puso al mando de la “T” en 1974, reemplazando a Miguel Srur, y ahí empezaba a escribir una historia que quedaría en la memoria de todos.

De la mano de Amadeo, Talleres ganó 12 títulos de la Liga Cordobesa entre 1974 y 1979. Desde 1980 Talleres pasó a participar de los torneos de AFA. En 1977 ganó el Hermandad, el único título que puso en juego la Liga del Interior. Venció a Gimnasia de Jujuy (3-0), Godoy Cruz (3-0), Desamparados de San Juan (5-0) e Independiente Rivadavia (2-0).
Disputó todos los torneos nacionales desde 1974 hasta la última edición, en 1985. Su mejor participación fue el subcampeonato logrado en la edición de 1977, cuando empató con Independiente (1-1 y 2-2), y que perdió por menor cantidad de goles como visitantes.

No sólo en lo futbolístico trascendió la era Nuccetelli en el club, desde lo institucional Talleres vio también un gran crecimiento. Posicionó no sólo a Talleres y Córdoba en lo más alto del deporte nacional, sino también al interior del país.

El “Pelado”, como le decían sus amigos, dejó el mejor recuerdo para todos, y en especial para el pueblo Albiazul.

Ir a perfiles de plantel y cuerpo técnico >>

Ganadores sorteo Hércules

Ganadores sorteo Hércules

Consultá si sos uno de los Socios ganadores para ver […]

Leer

Talleres te invita a ver Hércules.

¿Sos Socio? Te invitamos a ver Hércules

Ser Socio de Talleres tiene muchos beneficios. Si te asociaste […]

Leer

Comunicado Oficial

Comunicado Oficial | Club Atlético Talleres

El Club Atlético Talleres desmiente categóricamente la versión instalada ayer […]

Leer

lealtadalbiazul

Hagamos del domingo 16 de marzo, el Día de la LealTad

Es difícil pedirle algo más a todo lo que ha […]

Leer

Bancor Chevallier Penalty Loteria de Córdoba